especialistas en técnicas de estudio

Especialistas en técnicas de estudio en Coruña | Clínica Valdivia

El éxito académico no solo se mide en calificaciones. También es fundamental la capacidad de los niños y jóvenes para incorporar nuevos conocimientos y desarrollar sus habilidades analíticas. En este sentido, las técnicas de estudio adecuadas pueden impulsar las capacidades de los estudiantes, llevándolos a un desarrollo sostenido de sus talentos. Contar con especialistas en técnicas de estudio puede ser determinante para este fin.

Especialistas en técnicas de estudio

Son muchas las técnicas de estudio que pueden ayudar a los niños y jóvenes a potenciar sus habilidades. Se trata de herramientas específicas, que abordan asuntos puntuales. Todas ellas representan no solo la posibilidad de pasar una materia o un año, sino de incorporar una nueva visión del estudio, que acompañe al joven a lo largo de su vida, ayudándole a alcanzar sus metas.

En Clínica Valdivia tenemos un sólido equipo de especialistas en técnicas de estudio. Acompañamos a los niños y jóvenes, dándoles el apoyo escolar que necesiten. Y fundamentalmente, sentado las bases de una buena relación con el aprendizaje. A continuación te invitamos a repasar algunas de las técnicas más efectivas, que usamos en consulta.

Lectura comprensiva

La lectura comprensiva es la base de un buen estudio. No se trata solo de leer el texto, sino de entender y procesar la información. Nuestros especialistas enseñan a los estudiantes a identificar las ideas principales, a hacer preguntas sobre el texto y a resumir la información de manera efectiva. Esto no solo mejora la comprensión, sino que también facilita la retención de la información.

Son varios los consejos generales para lograr una lectura comprensiva. Se debe empezar por una pre lectura, en la que recogemos el título, subtítulos y gráficos. Así logramos tener una idea general del contenido.

Luego de ello avanzamos en la lectura activa. En ésta subrayamos o tomamos nota de las ideas principales. Por último, resumimos lo leído con nuestras propias palabras. Esto ayuda a consolidar la información en la memoria.

tecnicas-de-estudio-para-ninos

Técnicas de subrayado

Como especialistas en técnicas de estudio, otra práctica que recomendamos es el subrayado. Es simple, pero muy poderosa. Consiste en destacar la información más importante de un texto. Para que sea un subrayado de valor y sin excesos, debemos leer el párrafo completo. Así nos aseguramos de haber entendido.

Luego identificamos y subrayamos solo las palabras o las frases que contengan la información esencial. Una buena práctica es usar colores diferentes para marcar conceptos, definiciones y ejemplos.

Mapas conceptuales, resúmenes…

Otra técnica ideal para los especialistas en técnicas de estudio es el uso de mapas conceptuales, resúmenes y otra serie de herramientas visuales. Con ellas podemos organizar y estructurar la información, facilitando su comprensión.

En el caso de los mapas conceptuales, es vital seleccionar tan solo los conceptos clave del tema que se estudia. Luego los conectaremos con líneas para marcar las relaciones entre ellos. En lo relativo a los resumenes, lo mejor es focalizar en las ideas principales, siempre re escritas con tus propias palabras.

Expresión escrita

La expresión escrita es fundamental para comunicar ideas de manera clara y efectiva. Por ello, los especialistas en técnicas de estudio se enfocan en ayudar a los estudiantes a mejorar su redacción. Hay diversas técnicas útiles para este fin.

En términos generales, se recomienda planificar y organizar las ideas de lo que quieres expresar. Puede ser útil hacer un esquema previo. Lo siguiente es empezar a redactar. Para ello, se aconseja usar un lenguaje claro y directo, evitando frases largas y complicadas. También es vital revisar y editar el trabajo, para corregir posibles errores.

tencicas-de-estudio

Técnicas de mantenimiento de la atención

Mantener la atención durante el estudio es un desafío común para muchos estudiantes. Nuestros especialistas enseñan técnicas para mejorar la concentración y reducir las distracciones. Entre las más importantes se cuenta armar un buen ambiente de estudio, donde la tranquilidad impere.

Otra buena idea es hacer pausas activas. Por ejemplo, estudiar 25 minutos y luego hacer un descanso de 5, así no te saturas de información. También es clave establecer metas de estudio por sesión, para hacer un seguimiento a tus avances.

En definitiva, contar con la guía de especialistas en técnicas de estudio puede potenciar el rendimiento académico y construir hábitos positivos para el futuro. Visita nuestra web, conoce a nuestro equipo de profesionales y permítenos acompañar a tus niños y jóvenes a desafiarse y alcanzar sus metas. 

Deja un comentario