terapia emociones niños psicologos

Inteligencia emocional en Niños (I)

Como continuación a nuestro artículo sobre Inteligencia Emocional en  adultos, vamos a centrarnos ahora en los programas que hemos diseñado para incrementar las competencias emocionales en niños, cuyo fin último, al igual que en los mayores, es la gestión de las emociones propias y ajenas.

 

El primer objetivo del programa realizado por nuestros psicólogos infantiles en A Coruña tiene como finalidad que el niño incremente su vocabulario emocional y  desarrolle su capacidad para identificar y tomar conciencia de sus  emociones y de las de los demás. Un segundo punto de nuestro programa está orientado al desarrollo de la regulación emocional, es decir la capacidad para manejar y gestionar las emociones de forma apropiada, de forma que nos ayuden a conseguir nuestros objetivos, solucionar una situación conflictiva de la mejor manera posible o incrementen nuestra motivación, entre otras. Estas estrategias son, por ejemplo,  la relajación, el entrenamiento en  solución de problemas o toma de decisiones, la distracción, buscar el lado positivo de la situación o dejar pasar un tiempo para reflexionar.

 Tomar conciencia de las emociones es fundamental para el buen crecimiento y desarrollo de un niño

Además de gestionar nuestras emociones negativas, forma parte de nuestro programa el desarrollo de la capacidad para inducirse emociones positivas que  ayuden al niño a sentirse más seguro, ser más determinado y constante en la consecución de sus objetivos, estar tranquilo ante situaciones estresantes como los exámenes, etc.

terapia emocional psicologos coruña

Por último, las habilidades socio-emocionales le permitirán mejorar sus relaciones con los demás e incluso ayudar a otros niños a modular sus emociones, si ha desarrollado la capacidad para identificar  la situación, la emoción y el pensamiento que podrían generar conflictos.

Pide más información a nuestro equipo de psicólogos infantiles sin compromiso llamando al teléfono 666 812 286

Los resultados de programas de desarrollo de las competencias emocionales en niños llevados a cabo en diferentes estados de Norteamérica (Proyecto de Desarrollo Social de Seattle, Programa PATHS de la Universidad de Washington…) demuestran que los niños que reciben este tipo de entrenamiento mejoran en diferentes áreas como las habilidades sociales y la asertividad, la resolución de conflictos,  la responsabilidad,  la tolerancia a la frustración, el autocontrol,  la capacidad para planificarse y organizarse, el establecimiento de vínculos positivos con la familia, la disminución de los problemas de conducta en el colegio…

1 comentario

  1. Pingback: Inteligencia emocional en niños(III): los cuentos | Clínica Valdivia

Deja un comentario