Siento que mi pareja no me quiere

Mi pareja no me quiere como antes. Necesito ayuda

El mundo de las relaciones amorosas es muy complicado. Pero sentir que tu pareja no te quiere como antes es algo difícil de manejar. Además de que existen diversos escenarios. Hoy vamos a verlos todos, para ayudarte a entender tu situación y decidir qué puedes hacer si sientes que tu pareja no te quiere.

El problema es que a veces estos sentimientos no son reales y pueden estar en tu cabeza. En otros casos, lo difícil es asumir que tu pareja no te quiere. Sobre todo si te lo sigue diciendo, pero notas que ya no quiere estar contigo. Esto puede llevar a enquistamientos en la relación. Es decir, cuando tu pareja o marido no te quiere, pero tampoco te deja.

Siento que mi pareja no me quiere

Si tu pareja no demuestra que le importas, es natural que te duela. Y cuando estamos heridos, tendemos a hacer conclusiones demasiado rápido. Si tu pareja no se comporta como antes o te ignora, es habitual pensar que ya no te quiere. Pero no tiene porqué ser verdad. No necesariamente.

De hecho, lo más habitual es que esté pasando por un momento complicado de su vida. Ciertos problemas o preocupaciones que quizás ni haya compartido contigo. Pero que, obviamente, afectan a sus relaciones, incluida la vuestra. Si quieres saber qué le pasa realmente, no hay nada mejor que preguntárselo. Suena lógico, pero la comunicación es esencial. El problema es que a veces no queremos saber la respuesta, porque nos da miedo. Pero es el único camino para avanzar en la vida. Además, por no hablar, podrías estar dejando que tu relación se apague sola. O podrías estar dejando sin ayuda a tu pareja cuando más la necesita.

No quiere estar conmigo, pero dice que me quiere

Con suerte, hablar de manera calmada y honesta te ayudará a ti y a tu pareja a reconectar. Así descubrirás por qué sientes que tu pareja no te quiere. Y si realmente ese es el problema, es hora de asumirlo y actuar en consecuencia. Para muchas personas, es difícil abrirse a otra de forma natural, pero siempre puedes contar con ayuda de profesionales para ello.

No quiere estar conmigo, pero dice que me quiere

Este es uno de los casos más difíciles de entender. Si te quiere, ¿por qué no quiere estar contigo? No es fácil responder a esta pregunta, ya que un no cubre una amplia gama. Puede ser que en realidad no esté interesado en ti en absoluto, aunque no sería lo lógico si te dice que te quiere. Estrés por el trabajo, sentir que no es el momento adecuado, no querer arruinar una buena amistad, sentirse cómodo con la relación habitual… Los escenarios son muchos.

Algo que está claro es que no os encontráis en el mismo momento de vuestra relación. Tú buscas una relación, pero la otra persona no. Si esta situación no te hace feliz, necesitas tomar una decisión. Y seguramente necesites ayuda para hacerlo, ya que ahora mismo te estarás cuestionando muchas cosas.

Mi marido no me quiere, pero no me deja

Ninguna esposa disfruta cuando nota que su esposo ya no siente lo mismo por ella. Cuando piensas en cómo tu esposo solía adorarte, será muy difícil para ti cuando estos sentimientos cambien. Pero esta situación puede ser aún peor si no te deja. La relación se enquista y ya ninguno de los dos sois felices.

Mi marido no me quiere, pero no me deja

Todos cambiamos con el tiempo. Y los cambios personales pueden afectar a un matrimonio. A lo mejor habéis caído en la rutina. O habéis dado por sentado muchas cosas que no deberíais. Como resultado, la chispa existente se va apagando y ahora el amor ya no cubre las diferencias entre vosotros dos. Sin embargo, os siguen uniendo muchas cosas y esto, conjunto, puede provocar que tu marido te quiera, pero no te deje. No existen soluciones mágicas para este problema. De nuevo, es imprescindible comunicarse para conocer porqué está pasando eso y qué es lo mejor para la felicidad de ambas personas.

Asumir que no me quiere

Sin duda, esta es la parte más difícil de todas. Asumir que no te quiere la persona que para ti lo es todo es un trago difícil de pasar. Pero también es la primera piedra hacia la recuperación emocional. No se puede ser feliz al lado de una persona que no nos quiere. Tampoco se puede obligar a que alguien nos quiera solo porque ese es nuestro deseo.

La vida tiene muchas etapas, y que una se cierre no siempre tiene que ser negativo. Aunque, obviamente, ahora solo lo veas de esa manera. En Clínica Valdivia te animamos a que nos contactes para hablar sobre tu situación personal, para ayudarte a encontrar una salida. Ya sea recuperando tu relación o dejándola ir. Y recuerda: pedir ayuda es de valientes, no de cobardes.

Deja un comentario