Psicólogos en A Coruña especializados en problemas de erección

Le quiero pero me agobia mucho, ¿qué puedo hacer?

El término coloquial ‘agobio’ oculta en muchos casos un principio de ansiedad, de insatisfacción o frustracción. Este suele llegar a causa de la insatisfacción, de haber tomado malas decisiones y como una respuesta del propio cuerpo que te dice que sigas adelante. ¿Qué ocurre si se mezcla agobio con amor?

¿Llega solo el amor o supuesto amor para mantener viva una relación? ¿Qué tipo de amor es el que sentimos en realidad? ¿No será más bien apego o simplemente cariño? ¿Le amamos o solo estamos cómodos en un sentido conformista? Si al leer todas estas preguntas te parece que la respuesta está más cerca de tu realidad de lo que pensabas antes, empezarás a comprender por qué ese agobio te está atenazando.

Las relaciones de pareja se han de mantener porque te hacen feliz, te hacen sentir pleno, no solo cómodo. Es fácil continuar con una relación por rutina, pero lo único que conseguirás es sentir cómo el tiempo va pasando poco a poco, el estrés se te acumula en el cuerpo, y ese agobio acabará trasladándose a tu tratabo, a la vida, a tu casa y, en definitiva, a agobiarte por todo. Si te encuentras en esta situación, tienes que llamarnos, tenemos que hablar. Hay que descubrir la fuente de ese agobio y trabajar sobre ello.

le quiero pero me agobia mucho qué puedo hacer

Le quiero pero me agobia mucho, ¿qué puedo hacer?

Tienes que aprender a hablar contigo mismo para luego poder hablar con los demás, solo sabiendo lo que quieres y conociéndote a ti podrás obtener la felicidad y quitarte de encima ese agobio. Puedes tomarte plantas medicinales para el estrés, hacer deporte, encerrarte en casa o recurrir a sustancias menos recomendadas, pero de esa manera jamás te quitarás el agobio, no aprenderás a tomar auténticas decisiones que te liberen de la tensión con tu pareja, no avanzarás y no serás feliz.

Nuestra clínica de psicólogos se encuentra en A Coruña, también realizamos consultas psicológicas por internet. ¿Hablamos?

 

Deja un comentario